Categorías
arte cultura

Registro federal de cultura

El Registro Federal de Cultura es una política para reconocer, acompañar y potenciar a quienes participan en las diversas expresiones y disciplinas culturales de la Argentina.

Completando tu Registro por única vez, vas a poder acceder a las diferentes convocatorias que impulsa el Ministerio de Cultura de la Nación.

Es una herramienta de gestión pública que va permitir diseñar e implementar políticas culturales federales, desde una perspectiva donde el trabajo, la producción y la solidaridad sean los ejes centrales.

Categorías
arte artesania cultura

Apoyo extraordinario cultura solidaria

El ministro de Cultura, Tristán Bauer, y el intendente de la ciudad de Mercedes, Juan Ignacio Ustarroz, anunciaron la extensión del Apoyo Extraordinario “Cultura Solidaria” a una quinta cuota, que alcanzará a unos 50 mil artistas, trabajadores y trabajadoras de la cultura de todo el país a partir de noviembre.

“Cultura Solidaria nació como parte de los programas que desarrollamos en tiempos de pandemia para mantener encendida la llama de la cultura. La pandemia fue un rayo que atravesó a toda la humanidad, también al país, por supuesto, y a la cultura en particular. Era nuestro deber acompañar a los artistas por eso la inversión del Gobierno en la cultura, durante la crisis sanitaria, alcanzó los 20 mil millones de pesos, un esfuerzo muy grande”, afirmó Bauer.

La quinta cuota de “Cultura Solidaria” implica una inversión de 760 millones de pesos, lo que lo convierte en el programa más importante en la historia del Ministerio de Cultura de la Nación, superando los 3.800 millones de pesos a lo largo del año.

Esta nueva etapa del apoyo tiene como objetivo seguir impulsando la reactivación del sector cultural durante el último trimestre del año y potenciar el trabajo y la producción de los trabajadores y trabajadoras de la cultura.

“Cuando empezó la pandemia dijimos ¿y ahora qué? Sostener Cultura nos permitió sostener a nuestra familia en pleno 2020 porque nosotros somos trabajadores de la cultura y de golpe nos quedamos cuidando la salud sin poder salir. Con el paso del tiempo, y Cultura Solidaria, pudimos hacer crecer al sector y a la gente talentosa. Nos sentimos muy acompañados por el Estado nacional y el municipal”, expresó Carolina Saboredo, coordinadora de uno de los espacios culturales de Mercedes.

Luego del anuncio, Bauer y Ustarroz asistieron a la reinauguración de la Sala A del Teatro argentino Julio César Gioscio. Una obra que busca fortalecer el circuito cultural local, y en la que el Ministerio de Cultura invirtió 5 millones de pesos destinados a mejorar la iluminación y los sistemas de video y sonido. Ambos mandatarios participaron del tradicional “corte de cinta” y compartieron un encuentro con el escritor Alejandro Dolina.

 

Categorías
arte artesania cultura ferias

La artesania y la pandemia

Con la participación del ministro de Cultura, Tristán Bauer; la secretaria de Desarrollo Cultural, Lucrecia Cardoso; y el gerente general de la SRT, Marcelo Domínguez, se evaluó la política de fomento y protección del mercado artesanal y se presentó el protocolo preventivo diseñado para proteger de la pandemia a 1.600 artesanos de todo el país alcanzados por el MANTA.

En una videoconferencia de alcance federal a la cual se conectaron 100 artesanos de más de 15 provincias argentinas, se resaltó la revalorización de los mismos como “trabajadores de la cultura” y la recuperación de un mercado que había carecido de políticas de protección en los últimos años y se vio muy afectado por la emergencia de la pandemia, al igual que el resto de las actividades productivas.

La coordinadora del Mercado de Artesanías Tradicionales e Innovadoras Argentinas (MATRIA), Roxana Amarilla, comenzó con el relato de las experiencias de cada artesano respecto del MANTA, el programa implementado a través de la Dirección Nacional de Industrias Culturales, de la Secretaría de Desarrollo Cultural y el Mercado de Artesanías Tradicionales e Innovadoras Argentinas – MATRIA, para promover la producción y contribuir a la sustentabilidad del sector, en el contexto de emergencia sanitaria por COVID-19.

El gerente general SRT, Marcelo Domínguez, señaló que “es muy gratificante ver la cercanía que tiene el Ministerio de Cultura con las comunidades artesanales ya que habla del compromiso que tenemos como gobierno. Es muy importante formar parte del armado de este protocolo en una actividad que era desconocida para nosotros y fuimos armando entre todos”. Valorando el sentido general de las políticas públicas implementadas en este primer año, Domínguez destacó que “el gobierno que lidera nuestro Presidente demuestra que el consenso, el diálogo social promovido por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social forma parte del proyecto político de desarrollo y el protocolo marca justamente eso, un diálogo fructífero entre todas las partes, artesanos, trabajadores, gremios, asociaciones representativas y todas las áreas de gobierno”.

El ministro de Cultura, Tristán Bauer, puso en primer plano la condición de trabajadores de la cultura que “crean belleza y cultura con vuestras manos, toman nuestras tradiciones, nuestras historias y nuestras memorias y los traducen en alfarería, tejidos y herramientas”. Sobre los desafíos de gestión apuntó que “cuando asumimos pensamos en la palabra artesanía para reconstruir, por lo mucho que había que hacer, pero las crisis son oportunidades y esto fue lo que pasó con el MANTA. La pandemia nos hizo mucho daño y por eso es muy importante el protocolo que se presenta acá. Hay dos claves para nosotros: producción y trabajo, pero agregamos una tercera: la salud”.

El protocolo fue elaborado por el MATRIA, la SRT y el Grupo de Investigación y Cuidado del Artesane. Se destacó de manera unánime el esfuerzo hecho para una herramienta destinada a prevenir contagios evitables en cada proceso de las etapas de producción y comercialización y en la necesidad de implementar a conciencia este protocolo.

Categorías
artesania cultura

la bombilla

Una bombilla (Pronunciado bomˈbiʎa?; en español rioplatense: /bomˈbiʒa?/ o /bom’biʃa/)
es una especie de tubito o sorbete de metal o caña utilizado para beber la infusión denominada mate.
Herencia de épocas coloniales, la bombilla suele tener un decorado artístico, al igual que el recipiente,
también denominado mate.

Se encuentra como antecedente de la bombilla propiamente dicha, una especie de caña fina y hueca
llamada en guaraní takuapý (takuá=caña; pý = «cuero» o envoltorio) por donde se bebe el mate y el tereré. En la actualidad, la bombilla es casi siempre metálica: las más económicas son de bronce niquelado, mientras que otras más refinadas se realizan en acero inoxidable, alpaca o incluso plata, con la boquilla bañada en oro. Algunos mates económicos incluyen bombillas de plástico, pero suelen ser descartables y rechazadas por los consumidores de mate más ortodoxos. Como curiosidad, también existen bombillas talladas en madera (por ejemplo, de palosanto), pero son poco comunes y artesanales
La bombilla casi siempre consta de tres partes, todas generalmente de metal:

el pico (donde el tomador apoya sus labios para beber la infusión)
que se inclina hacia la persona que tiene el mate en sus manos
un tubo metálico angosto rectos, curvados, e incluso algunos muy insólitos
con forma en espiral, por donde el líquido asciende ante el acto de bombear (de allí el nombre de bombilla)
un bulbo agujereado (coco), que se deposita en el fondo del mate
y hace las veces de filtro, evitando que ingrese yerba mate a la bombilla.

En algunos casos el bulbo puede ser desmontable para facilitar su limpieza.
En los casos de que el mismo no sea desmontable, es común la práctica de hervir la misma
en agua para limpiarla, evitando el efecto de bombilla tapada. También hay utensilios
especiales para limpiar las mismas.

Según la zona, los cocos pueden ser de diversas formas: redondos (llamados “roseta”), achatados
(llamados “cucharita”), de una pieza o desarmables, fijos o desmontables, de tipo “resorte” (ajustables o fijos),
etcétera. También de acuerdo a cada lugar sus agujeros pueden ser más o menos finos,
según el molido de la yerba mate que se utilice.

Algunos para filtrar el polvillo de la yerba mate colocan bolsas de tela en el bulbo,
las mismas también son escasamente comercializadas. Al no tomar este polvillo se evita acidez,
se previenen cálculos, es más difícil que se tape la bombilla entre otras cosas.

Para evitar que el pico de la bombilla eleve su temperatura y dañe de este modo los labios del tomador,
el tubo metálico tiene uno o más anillos envolventes que hacen las veces de adorno y de disipador.
Cada anillo es un disipador que, por sus propiedades, permite eliminar en el tubo el exceso de calor,
evitando así que la temperatura del agua sea transferida al pico.

Las bombillas más finas son realizadas en alpaca y enchapadas en oro,
al usar (el oro enchapado) en el pico de la misma también actúa como disipador.

Se ha mencionado la existencia de muy insólitas bombillas en espiral,
tal forma se ha debido precisamente para disipar todo lo posible el calor de la infusión.
Se dice que tales bombillas en espiral eran usadas en Chile donde (durante el siglo XIX)
se prefería el mate a temperaturas muy moderadas.

Las bombillas de la Argentina pueden ser de bulbos finos o algo ancho y achatado dependiendo
del tipo de mate que use el cebador (mate poro o pera, mate porongo, mate galleta, etc).

Extraido de wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Bombilla_(utensilio)

tipos de bombillas