Categorías
artesania diseño ferias joyeria metales orfebreria piedras

Feria de Artesanos de Belgrano

Feria de Artesanías y Plástica Manuel Belgrano. Todos los fines de semana y feriados a partir del mediodia.

La Feria de Belgrano es un paseo ideal para ver y adquirir artesanías de variado tipo. Una solución para tus regalos.
Todos los puestos son de ARTESANOS creadores, por lo que compra directamente al productor.
Historia:
En la segunda mitad de los setenta aparece en Buenos Aires un fenómeno alternativo que crece en los jóvenes con inquietudes.
Es tiempo en que las actividades creativas y expresiones del arte se fusionan y entrelazan.
En la artesanía se recuperaron oficios y se inventaron otros, fusión, mezcla que se ofreció en calles y plazas.
La nueva visual se construyo con materiales y técnicas tradicionales, mas otras transformadas y recicladas.
La artesanía urbana es producto de su medio, la característica de una época y lugar que deja su impronta en el producto.
Hoy, la artesanía urbana se manifiesta aquí
Categorías
artesania cultura ferias

Encuentro de artesanos de Bahia Blanca

XXIX Encuentro Nacional de Artesanos en la Plaza Rivadavia de Bahía Blanca, Argentina. Certámen en el que participarán cientos de artesanos provenientes de todo el país exponiendo sus productos.

Se trata de un encuentro entre las tradiciones más diversas del trabajo manual: con el cuero, piedra, metal, tela o la resina. También hay también espectáculos de artistas locales y nacionales para amenizar estas fechas con expresiones artísticas de toda índole.

Más información:  www.bahiablancaplazashopping.com

 

Categorías
arte artesania cultura ferias productos

Feria de Pza. Francia

En el barrio de Recoleta, sostenida por la irregularidad de un terreno en declive, aromada por una generosa variedad de árboles y arbustos, arrullada por el intercambio de frases en diversos códigos, se arma desde hace más de treinta años, la Feria de Artesanos de Plaza Francia.
Un cruce de caminos culturales, museos de arte, centros de exposiciones, centro cultural y sitios históricos entre otros, componen con la Feria Artesanal un enriquecedor equilibrio.
Esta feria compuesta por artesanos que no esquivan el desafío de integrar a sus trabajos la identidad de los pueblos originarios, los sentimientos de una estética urbana en la que han nacido y la comunicación a través de los objetos, explican lo ecléctico de éste hecho creativo. Por todo esto, no resulta arbitrario, hallar el vínculo entre un delicado y transparente recipiente de vidrio y un corpiño de metal con reminiscencias surrealistas.
El deseo de quienes forman las ferias no se agota en el reconocimiento de sus trabajos, sino que además cada artesano genera un idioma genuino sumando al diseño resonancias propias y ajenas, aprendiendo su oficio en talleres o intercambiando con los otros, es por esto que le resulta fundamental construir sus herramientas ideológicas, sus fundamentos éticos y sus modos de desarrollar ésta pasión de manera colectiva, con la sóla finalidad de promocionar ésta actividad cultural que compromete su vida.
Si la globalización ha barrido con significados al compás del neoliberalismo dejando a las personas sin identidad y sin pertenencias sociales, dependientes de los medios emisores que el poder programa, no ha podido con el pensamiento artesanal urbano.
Cuándo visite una feria de artesanos de la ciudad de Buenos Aires, además de gozar de muestras de diseño e identidad, entrará en contacto con ideas y manifestaciones de la cultura porteña y el intercambio directo con el artesano.
Cada fin de semana lo invitamos a participar de éste encuentro en el cual todos somos protagonistas.
Categorías
piedras

Gemas

Dentro del vasto grupo de las gemas o materiales gemológicos se incluyen todas las materias naturales o artificiales, de origen mineral, o animal, vegetal, meteoritito, etc. que se usan para ornamentación o adorno personal. Existe una tendencia, que se manifiesta en casi todas  las culturas, incluso en las primitivas, a que los hombres y mujeres utilicen los objetos más llamativos, y también los más escasos, que la naturaleza le ofrece como adorno personal. Característica vinculada con la vanidad personal, el testimonio de poder o singularidad del que porta el  objeto valioso, y también con supuestos poderes mágicos o sobrenaturales.

Se sabe que el hombre primitivo usaba, reconocía y era capaz de tallar hasta 15 tipos distintos de gemas, entre las que se hallan el hueso,  diversas conchas, el ámb el azabache y algunos vidrios… La existencia de  algunos de estos materiales en puntos muy alejados de su lugar de origen  permite afirmar una movilidad y unos canales comerciales en el período  Neolítico que no podrían sospecharse si no existieran estos vestigios.

Por ejemplo, la existencia de ámbar del Mar Báltico en las culturas neolíticas mediterráneas, o la presencia de lapislázuli de Afganistán en las culturas del valle del Nilo, que se suponían a influencias externas. Las  características que confieren a las gemas su atracción son, fundamentalmente, tres: La belleza, concepto subjetivo y sometido a los caprichos de la moda, pero con componentes objetivas, tales como el color, brillo, transparencia, y otras propiedades ópticas. Su durabilidad,. En tal sentido, es sabido que la admiración que los antiguos sentían por el diamante se debía, no a su brillo, que sólo pudo descubrirse al lograr su talla, sino a su dureza. Se valora en una gema su escasez o rareza, que le confiere el sentimiento de “poder e individualidad”. Estas tres propiedades han dado lugar a que las gemas se hayan usado, desde la antigüedad, como objetos de trueque, de comercio y de inversión, estableciéndose, en muchos casos, rutas comerciales estables, como sucedió también con la seda, las especias o la sal.

En épocas más recientes han dado lugar a numerosos estudios científicos  en los campos de la Mineralogía, de la Geología y de la Física y Química del estado sólido, pues al tratarse, en muchos casos, de mono cristales muy puros, permiten observar fenómenos que en otros materiales pasan  desapercibidos. Por esta misma razón las gemas, tanto naturales como  sintéticas, se han empleado y se emplean en las industrias avanzadas, más allá de su valor ornamental. Así, el diamante se usa como abrasivo de muy alta calidad, en herramientas de corte muy delicadas, en recubrimientos especiales y en ventanas que tengan que soportar condiciones muy extremas de presión y temperatura. El corindón, por su alta dureza, se usa en piezas de mecanismos que tengan que sufrir elevado rozamiento, como por ejemplo relojes, en fabricación de láser y otros empleos. Del cuarzo se aprovechan las propiedades piezoeléctricas y piro eléctricas, etc.