Categorías
piedras

Las piedras semipreciosas

El valor de las piedras semipreciosas puede variar mucho entre ellas,  dependiendo de las tres características para valuar las piedras, rareza,  dureza, y belleza. Sin embargo como regla general las piedras semipreciosas son mucho más fáciles de encontrar que las piedras preciosas, haciendo que sea mucho más fácil encontrar piedras semipreciosas muy limpias, con colores intensos y de gran tamaño.

CUARZO: El cuarzo es la forma pura del cristal de   roca, compuesto por oxido de silicato es incoloro, su dureza es de 7 mohs. El cuarzo transparente se le conoce como cristal de roca y debido a que hay   grandes yacimientos de este no es muy costoso. Sin embargo las variaciones de  color del cuarzo son muy cotizadas especialmente, la Amatista (violeta),  cuarzo rosa, citrina (amarillo transparente), cuarzo ahumado (gris o café oscuro), cuarzo azul, Ágata, Ónix (negro), Jaspe, y el ópalo.

AMATISTA : Es la más preciada forma de cuarzo que hay, el  color morado de la amatista se genera de la mezcla de hierro con magnesio dentro del cuarzo. Debido a que esta formada de cuarzo su dureza es de 7  mohs. En los antiguos tiempos la amatista era considerada una piedra preciosa   debido a su escasez y belleza, pero después del descubrimiento de grandes yacimientos en 1800 en Brasil (el principal productor de amatistas de la   actualidad) su disponibilidad creció mucho y se abarato su precio. Su   original y atractivo color hace que la amatista en la actualidad sea una de  las mas valuadas piedras semipreciosas. Una buena amatista debe de ser clara,  y entre mas intenso sea su color mas valiosa es.

ALEJANDRITA: La Alejandrita  es una de las piedras preciosas más exóticas y raras del mundo. De día, tiene  un parecido con el “fuego verde” de las esmeraldas y, de noche, adopta el  brillante lustre rojo de los rubíes. La Alejandrita se descubrió por primera  vez en torno a 1830, el día del cumpleaños del Zar Alejandro de Rusia, de  quién tomó el nombre. La mayor fuente de Alejandrita del mundo se encuentra en  el estado de Minas Gerias, en Brasil. En 1987, en la mina de Lavra de  Hematita, se encontró el mayor yacimiento de Alejandrita del mundo. En otros   tiempos, Rusia fue una de las mayores fuentes de Alejandrita; hoy en día, sin  embargo, los yacimientos de Rusia están casi agotados, debido a la intensa  extracción que han sufrido. En 1993, se encontró otra fuente de esta  extraordinaria piedra preciosa cerca de la frontera entre Tanzania y  Mozambique. El cambio de color no es un fenómeno exclusivo de la Alejandrita; sin embargo, los extremos a los que llega el cambio de color en esta piedra preciosa sobrepasan a todas las demás piedras. Cuando la Alejandrita se observa a la luz del día o luz fluorescente, su color oscila entre verde medio y azulado; sin embargo, cuando se la observa bajo luz incandescente, su  color es rojo violáceo. La Alejandrita es bastante resistente 8mohs. Su  dureza sólo la superan las piedras preciosas. El grado de cambio de color es el primer punto y el más importante a la hora de calcular el valor de las  alejandritas.

CITRINO: el citrino es otra forma de cuarzo generalmente es de color amarrillo, anaranjado, ámbar y dorado, su color proviene de la mezcla de hierro con el cuarzo. Su dureza es de 7 Mohs al igual que la amatista. Las  características que se busca para valuar a una citrina es su claridad y un  color intenso amarillo, debido a su gran abundancia es mucho más barata que sus parientes formadas de cuarzo, como la amatista y el ónix. Los principales yacimientos de citrina se encuentran en Brasil.

ONIX: El ónix es una forma  opaca del cuarzo, formado por la mezcla del cuarzo con dióxido de silicón. Generalmente de color negro, el ónix puede presentarse de negro blancuzco, gris y café rojizo. La dureza del Ónix es de 7 mohs. El ónix es opaco lo que significa que no pasa la luz a través de el, por esta característica es usualmente cortado en una forma circular delgada y pulida llamada cabuchón.

OPALO: El ópalo esta hecho de los mismos ingredientes que el cuarzo, nada más  que contiene agua y no recibió la presión suficiente para convertirse en cristal. Como resultado, es más suave que el cuarzo con una dureza de 6 mohs. El color del ópalo es blanco irradiante, y debido a su textura refleja la luz  en ondas en diferentes tonalidades siendo la única piedra en el mundo que posee dicha cualidad. Los principales yacimientos de ópalo se encuentran en Australia. Como todas las piedras no transparentes, el ópalo generalmente es cortado en un círculo delgado y pulido llamado cabuchón.

JASPE: El jaspe es  otra variación del cuarzo mezclado con óxidos de hierro, generalmente es opaco con tonos amarillentos, aunque también hay rojos y de colores pardos. Su dureza es de 7mohs.

AGUAMARINA : La aguamarina es una variación de Berilio principal componente de la esmeralda, nada más que se encuentra mezclado con hierro. Su dureza es de 8 mohs, haciéndola muy durable. Los colores de las aguamarinas pueden ser muy variados, pero los más valiosos son los tonos azules claros, que dan alusión al agua clara. Las aguamarinas con buen color y transparencia son unas de las piedras semipreciosas mejor valuadas en la actualidad. Brasil es el principal  productor de estas piedras. El principal corte que se le da estas piedras es  el corte” esmeralda” debido a que se puede proteger mejor a esta piedra  contra las desolladuras.

GRANATE: Debido a su color rojo el granate es el substituto económico del Rubí. El granate está formado de una mezcla de  silicatos de aluminio, hierro y magnesio, dándole estos metales muy variadas tonalidades de rojos, e inclusive de otros colores pero nunca azul. La dureza  del granate es de 7 mohs. Debido a que hay muchos yacimientos de granate, y la facilidad de encontrar granates de gran tamaño, con muy buena claridad y  colores intensos, es una opción muy usada en joyería comercial.

PERIDOTO : El peridoto es cristal formado de magnesio, hierro y silicón. Los colores del peridoto pueden variar mucho dependiendo de  la proporción de sus ingredientes. El color del peridoto es su cualidad mas  buscada y puede variar entre amarillo y verde, los colores mas valuados son el verde lima y el verde oliva. El peridoto tiene 6 mohs de dureza, y debido  a su gran claridad es muy apropiado hacerle cortes de muchas caras para que reflejen la luz. Los yacimientos mas grandes de peridoto se encuentran en la zona de Grecia.

TANZANITA : La Tanzanita es un cristal formado de un mineral llamado ziosita, que esta mezclado con silicón, calcio y aluminio. La dureza de la Tanzanita es de 6 mohs. La tanzanita es una gema descubierta en 1967, y por el momento se  encuentra únicamente en Tanzania. Desde su descubrimiento la Tanzanita ha tenido una gran popularidad debido a su original color azul-violeta uniforme.

TOPACIO: El topacio es un cristal proveniente de una mezcla de silicón,  aluminio, fluorina, e hidroxilo. El topacio es una piedra semipreciosa  bastante cotizada, en especial el topacio azul. Aunque el topacio azul es el  más costoso, el topacio realmente puro es de color amarillo. Puede haber una  amplia variedad de colores de topacio, el azul, amarillo, rosa, y café son  los más populares. La claridad y dureza del topacio 8 mohs, han hecho del  topacio una gran gema para la joyería. CIRCON: El circón es un cristal mineral magmático compuesto de Neso silicatos, es pariente cercano del topacio. El circón es incoloro, a veces con tonalidades pardas, grises, verdes o rojas, su dureza es de 7 mohs.

TURQUESA : La turquesa es un mineral de color azul verdoso. Es un fosfato de aluminio y  cobre. Ha sido muy apreciada como piedra preciosa y ornamental durante miles  de años debido a su color inigualable. La palabra turquesa es muy antigua y  se piensa que esto surge de una confusión, ya que en Turquía no hay turquesas, pero eran comercializadas allí, y entonces la gema fue asociada  con ese país. Incluso la más fina de las turquesas es bastante frágil, llegando a un máximo de dureza de 6 Mohs. El brillo de la turquesa es ceroso a casi  vidrioso, y generalmente es opaco, aunque puede ser semitraslúcida en  pequeñas secciones. El color es tan variable como el resto de sus  propiedades, abarcando desde el blanco hasta el azul oscuro y el azul cielo, y desde el azul-verdoso hasta el verde-amarillento. La turquesa se encuentra entre las gemas más antiguas en ser extraídas. La mayoría de las extracciones en la actualidad siguen siendo a mano, con escasa o ninguna mecanización. Sin embargo, algunas veces es obtenida como un subproducto en las explotaciones   mineras de cobre a gran escala, especialmente en los Estados Unidos. En Irán  y en el Sinai se encuentran los yacimientos mas importantes de Turquesas y de mejores colores para Joyería, hay otros yacimientos importantes pero de menor  escala en España y China. Las tonalidades de la turquesa han sido apreciadas en muchas culturas importantes de la antigüedad: han adornado a los  gobernantes del Antiguo Egipto, a los aztecas, a los persas, a las civilizaciones del valle del Indo y a la antigua cultura China. A pesar de  ser una de las gemas más antiguas, y probablemente la primera en ser  introducida a Europa a través de Turquía, junto con otros productos provenientes de la ruta de la seda, la turquesa no se convirtió en una piedra ornamental importante hasta el siglo XIV. La riqueza del color es el factor  determinante del valor de una turquesa: en general, el color más deseable es  el azul oscuro, sin embargo, en al Tíbet se prefieren en color azul más verdoso. Siendo un material de fosfato, la turquesa es intrínsecamente frágil  y sensible a los solventes; los perfumes y otros cosméticos pueden alterar su color, al igual que las pieles grasas. Exposiciones prolongadas a la luz solar también pueden descolorarla o deshidratarla.>

Categorías
piedras

Los diamantes

En razón que hay una gran cantidad de factores que hacen diferentes a los  diamantes, cada diamante es único. Los gemólogos han estudiado por años el arte y la ciencia de los diamantes, y con ello han generado tablas para poderlos valuar. Con la siguiente explicación usted conocerá un poco acerca de los diamantes y aprenderá a utilizar adecuadamente las tablas, para que compare y escoja su diamante. Quien pensaría que los diamantes, una de las piedras más hermosas y complejas están hechas de simple carbón, el mismo material que se usa para hacer las puntas de los lápices. Los diamantes se forman por el intenso calor y las fuertes presiones que se generan por millones de años en la profundidad de la tierra. El diamante es el material más duro de la tierra. Un diamante solamente puede ser cortado por otro diamante. La dureza de los diamantes, su capacidad de reflejar la luz, y otras más cualidades hacen que los diamantes puedan ser cortados en las hermosas gemas que son. Los diamantes de calidad para usarse en joyas son extraídos de diversas localidades, principalmente del Sur de África. Rusia, Australia y Brasil son otros lugares donde se encuentran estas piedras aunque   en menor grado.

Los diamantes en su forma bruta aparentan ser cristales opacos con 8 lados. Más o menos un 60% del cristal original se pierde al  hacer un corte para lograr un diamante con forma de Brillante. Creencias de los Diamantes.

Desde su descubrimiento los diamantes han estado rodeados de leyendas y mitos. Los caballeros medievales usaban un diamante sin cortar en   su armadura con la creencia de que esta piedra los podría hacer invencibles,   un mito sin duda originado por la gran dureza de estos cristales. Hay viejas leyendas de diamantes que podían revelar si alguien era inocente o culpable y diamantes que podían alejar a los demonios. Cuando se creó el mito que las gemas curaban enfermedades y mala suerte, el diamante se convirtió en la piedra que amplificaba el poder especifico de la gema que se utilizaba. Universalmente los diamantes se han asociado con la virtud, pureza, fuerza, riqueza y poder. Indiscutiblemente los diamantes siempre han sido el símbolo por excelencia del Amor, y por miles de años son dados en un anillo con la finalidad de que su misticidad asegure la fidelidad y fortalezca los lazos emocionales. Desde que el rey Francés Luis XIV dio a su prometida un esplendoroso anillo de Diamantes de Bastantes Quilates, se ha mantenido la tradición del anillo de diamante como símbolo de compromiso. En la actualidad los diamantes son el regalo predilecto para cualquier ocasión romántica. Hay algo muy importante que no se debe de olvidar dentro de la magia de los diamantes, y es que toda la magia y poderes de los diamantes se pierden si estos son comprados para uno mismo. Esta creencia es la que ha incrementado que se utilice el diamante para formalizar un compromiso entre una pareja,   para que los poderes de esta bella gema acompañen a la bella novia. Como anteriormente se había mencionado cada diamante es único al igual que la persona que lo posee. Así como un diamante refleja la luz, también refleja la personalidad de la persona que lo lleva puesto. Por eso es la importancia de saber escoger un diamante, ya sea para uno mismo o para regalarlo. En la selección de un diamante se puede ver el conocimiento que una persona tiene de sí misma o de la persona amada a la que se le está regalando. Al regalar un diamante uno está haciendo un anuncio público sobre lo que uno expresa y siente por la persona amada a la que se le regalo esta joya, y la relación que uno lleva con esa persona, y dicho anuncio público se repite cada vez que alguien ve el diamante. Es por esto que para muchas mujeres existe tanto encanto por los regalos de joyería con diamantes, y por consecuencia existe tanta confusión en los hombres para escogerlos. A diferencia de los que algunos piensan, lo más importante en la selección de un diamante tiene poco que ver con el precio de esta joya, y mucho que ver con la riqueza de la relación con la persona a la que se le quiere regalar. Es por eso la importancia en la selección del diamante que sea perfecto para la persona amada, y claro, que este a un precio razonable. Una regla de etiqueta dice que un diamante de compromiso debe de costarle a la persona que lo regala al  menos dos meses de salario, esto es un símbolo ya que la persona que lo  regala demuestra el sacrificio que está haciendo por la persona que ama. Los diamantes son calificados y valuados por un sistema que juzga su color, claridad, corte, y peso en quilates. Estos criterios para valuarlos son  comúnmente llamados las 4 C’s de los diamantes. Los diamantes con una  extremada calidad, mínimas imperfecciones, y buen tamaño son a menudo  vendidos como “Diamantes Certificados” y siempre vienen acompañados de un certificado que prueba el valor del diamante. Dicho certificado es avalado mundialmente por expertos gemólogos, que previamente hicieron el estudio de  las 4´Cs del diamante para determinar su valor. También los diamantes que no están certificados pueden ser calificados y valuados por el sistema de las 4  C´s para ayudar a determinar su costo. A pesar de que se necesita un muy buen entrenado ojo para poder ver las cualidades de los diamantes que vamos a  describir, con la siguiente explicación usted se dará una idea general de lo que significa cada una de las 4C´s y así poder hacer una mejor selección de este. A simple vista la mayoría de los diamantes parecen ser incoloros, pero en realidad tienen ligeros tonos de color, los más comunes son amarillos y  cafés. Mientras más se acerca un diamante a la ausencia de color más valioso es el diamante. El color o la ausencia de color de los diamantes se debe a pequeños residuos de nitrógeno, boro, y otras partículas que puede contener el diamante en su interior, estos minerales se mezclaron con el carbón al momento de la cristalización. Los diamantes por su  color son valuados en una escala de la D (incoloro) a la Z(color muy fuerte). Solamente un gemólogo muy capacitado puede detectar alguna partícula de color con diamantes entre el rango E y F, y el color en diamantes hasta el rango J es virtualmente imperceptible cuando se encuentra montado en un anillo o pieza de joyería. No hay que olvidar que el color es  una de las cuatro C´s, así que un diamante con un color visible, como uno del rango K o mayor, puede ser valioso si tiene una buena claridad, y un buen corte. También es muy importante saber que es como es montado el diamante en una pieza de joyería puede ayudar o empeorar la percepción del diamante, sería prácticamente un crimen poner un diamante realmente incoloro en una  montadura de oro amarillo, debido a que lo amarillo del oro se vería  reflejado en el diamante y no se podría apreciar su verdadero esplendor y  perfección. Por otro lado, un diamante con ligeros tonos amarillos podría verse blanco en una montadura de oro amarillo. No hay que olvidar que el  color es una de las cuatro C´s, así que un diamante con un color visible,  como uno del rango K o mayor, puede ser valioso si tiene una buena claridad, y un buen corte. Aunque la ausencia de color es muy rara y cotizada, un diamante con un color fuerte es todavía más raro y por consecuencia mucho mas cotizado. El diamante Azul o diamante Hope es un claro ejemplo de lo incomparable que puede ser un diamante de estos. Los colores que estas raras  piezas de diamantes pueden tener son rojos, azules, verdes, violetas, negros, rosas y amarillos, aunque hay la posibilidad de que pudiera haber de otros colores. Los diamantes de color con los colores muy vividos son muy raros y se venden por quilate mucho más caro que un diamante blanco. Tabla que se usa para valuar la claridad de un diamante por el Instituto Americano de Gemología, Es muy común que los diamantes tengan pequeñas imperfecciones. Estas imperfecciones son comúnmente llamadas “inclusiones” y pueden ser de muy diversas formas, colores, y tamaños. Las más comunes son los puntos o las   grietas. Entre menos inclusiones tenga un diamante su valor aumenta   considerablemente, debido a que es más raro y a que refleja mejor la luz. La valuación de un diamante por su claridad está determinada por el número, tamaño, tipo y localización de las inclusiones. Un diamante con pequeñas inclusiones localizadas en su orilla es más valioso que uno que tenga inclusiones en su centro, debido a que las inclusiones en los extremos generalmente son tapadas por la montadura y no afecta la claridad del diamante. Un diamante con una grieta que vaya de la superficie al interior es  mucho más barato que uno que tenga una grieta superficial, debido a que el primero podría romperse con un mal golpe que se le dé. En la mayoría de los casos los diamantes utilizados en la joyería son limpios a simple vista. En un diamante certificado la localización de las inclusiones vienen señaladas en el certificado y se usan como una huella digital para identificar esta bella  piedra!!!

El corte de un diamante no es simplemente la forma que se le dio al diamante sino también la calidad y perfección con la que se realizó el corte. Un diamante perfectamente cortado deberá tener una simetría matemática exacta de sus caras para poder maximizar el grado máximo de reflexión de la luz. Debido a que lo esplendoroso de un diamante depende mucho de la brillantez que tiene un diamante perfectamente cortado   tiene una mayor valuación. La información del corte del diamante debe de  venir en el certificado del diamante, si este es uno de estos. Aunque el  corte más común es el de tipo circular brillante, con sus diferentes   cantidades de caras (58, 144, 200), también existen otros cortes como la  pera, corazón, esmeralda, ovalo, marquesa, y princesa. El quilate es una  medida de peso que se utiliza para describir el peso de las piedras   preciosas, y el diamante es una de ellas. Desde 1913 el estándar   internacional de un quilate es igual a 200 miligramos o .2gramos. Comúnmente para evita decimales se utilizan puntos y un quilate es igual a 100 puntos  por lo que un brillante con 100 puntos es de un quilate y pesa .2 gramos o 200 miligramos. En las piezas de joyería con más de un diamante, los quilates  son descritos en peso total en quilates (TW), que es la suma total de todos los quilates de los diamantes que se encuentran en la joya Los tamaños de los diamantes pueden ser de muy variados, desde fracciones de  quilates hasta varios quilates completos. Dado que los diamantes grandes son raros y escasos, el precio de estos incrementa más rápido que el incremento en su tamaño. Es por eso que un diamante de 2 quilates vale mucho más que dos diamantes de un quilate. Los diamantes realmente muy grandes y con buen color, claridad y corte son muy raros y por lo mismo pueden llegar a costar  varios millones de dólares. Por lo difícil de encontrar diamantes grandes después de un quilate uno paga un excedente por el incremento en el tamaño de este. Por ejemplo, un diamante de .95 quilates cuesta un poco más que uno de .90 quilates, pero uno de 1 quilate cuesta una cantidad considerablemente  mayor que uno de .95 quilates. Debido a que los diamantes que son cortados en forma de brillante siguen medidas estándares, uno puede estimar el peso en quilates de un diamante basados en el diámetro de la piedra. La siguiente  tabla compara los tamaños relativos de los diamantes y señala cuanto un  diamante con corte brillante dependiendo de su tamaño debe de pesar. Cuidados  de los Diamantes. Aunque los diamantes son el mineral más fuerte, de todas  formas necesitan algunos cuidados para que puedan lucir bien y poder  protegerlos de pérdidas o daños. Es muy recomendado darle de vez en cuando a sus diamantes una limpieza profesional. La joyería con diamantes fácilmente puede llegar a acumular polvo, maquillaje, jabón y otros materiales que pueden disminuir la brillantez y belleza de los diamantes especialmente si son usados diariamente. Trata de evitar limpiadores de ultrasonido si sus diamantes tiene alguna pequeña grieta, la vibración de estos limpiadores  pueden agrandar las grietas y hacerlas visibles. Lo unico que puede rayar a un diamante es otro diamante, por lo que debe de guardar  por separado su joyería de diamantes para que no se rallen unos a otros.  También los diamantes pueden rayar otras piedras o materiales, especialmente  los materiales muy suaves como las perlas. A pesar de que los diamantes son  muy duros y difícilmente se pueden romper. Lo más grave que le puede pasar a un diamante es perderlo, así que cuando lleve sus joyas a limpiar con los expertos, pídales que le den una revisada a la montadura, para ver si esta sigue siendo segura para su diamante. Si el diamante pareciera que tiene juego o se mueve, inmediatamente guarde su joya y llévela a reparación. Otra recomendación, jamás vaya a montar un diamante en oro de 24k, porque este es muy flexible y el diamante se podría caer con cualquier  golpe.>

Categorías
piedras

La kuncita y el topacio

LA  KUNCITA Es una piedra utilizada en joyería, del orden de las semipreciosas. Sus variedades oscilan desde transparente, de color lila o rosado, se obtiene del mineral, espodúmeno. Silicato de litio y aluminio. Se usa en Joyería y es bastante buscada por los amantes del Reiki. La Kuncita es Originaria de Brasil, actualmente su escasez se debe a que se ha dejado de usar (en Latinoamérica), igualmente su costo es alto. Es muy parecida al cuarzo Rosa.  Si bien no se considera una Piedra preciosa, su precio es bastante alto!  EL TOPACIO  El topacio es un mineral muy utilizado en joyería. Su nombre deriva, de la isla Topacos que se  halla en el Mar Rojo. Se utiliza a menudo como piedra preciosa el color  generalmente es Amarillo-amarronado; sin embargo, a menudo se pueden encontrar ejemplares con tonos de ocre, azul, violeta, rojo o, incluso, incoloro. Además, puede ser variado fácilmente con medios artificiales: aplicando rayos gama o haces de electrones se consiguen tonalidades pardas o ligeramente verdosas y calentándolo se obtienen tonalidades azules o rojizas.

Se considera dureza 8 . Sin embargo, fractura fácilmente y por esta razón es difícil de trabajar. Comercialmente se comercializan algunas variedades de cuarzo amarillo, haciéndolas pasar por topacio. Se encuentra en forma de cristales prismáticos que están unidos con la roca madre. Frecuentemente se halla acompañado de Berilio y Turmalina, los   yacimientos más importantes se encuentran en Brasil, Checoslovaquia, Noruega, Suecia, Japón, y Estados unidos.>

Categorías
joyeria piedras

La Joyería en el antiguo Egipto

Los antiguos egipcios eran auténticos apasionados de la ornamentación  y del diseño  e introdujeron una intensa reforma en la orfebrería. La costumbre de enterrar  a sus faraones y sacerdotes con sus ajuares y joyas ha permitido saber en  profundidad la práctica de la joyería egipcia así como los tipos de piedras  más usadas como alhajas o amuletos y el significado espiritual de las mismas.

Las joyas tuvieron una gran importancia en la cultura egipcia. Identificaban  los metales y minerales con sus dioses y con ciertos poderes terapéuticos Los  orfebres egipcios creaban sus diseños de joyas a mano y utilizaron una gran  variedad de piedras preciosas y semipreciosas como la amatista, la cornalina,  el jaspe, el ónix, el lapislázuli, la turquesa y el cuarzo, y metales como la  Plata y el Oro. Durante mucho tiempo, la plata fue más importante que el oro,  por su escasez, otro material muy utilizado fue el Lapislázuli, una piedra  semipreciosa muy espiritual, que era importada de Afganistán. En las tumbas  del antiguo Egipto, se han hallado gran cantidad de sellos reales y  escarabajos sagrados, construidos con piedras y metales preciosos y se sabe que los notables de la corte de los faraones, acostumbraban a regalar grandes  collares de piedras preciosas, cerámica y cristal. El escarabajo era un  animal sagrado que representaba el renacimiento y la regeneración de la salida del sol, se usaba como amuleto, en aros, como sello en los y se  fabricaban en muchos tipos de gemas como el oro, lapislázuli, basalto, la  turquesa, el vidrio coloreado, y el alabastro. Las joyas más usadas en el uso  diario eran las diademas, los collares de cuentas, los pectorales, brazaletes   de aros articulados, y anillos. Los brazaletes de oro o plata estaban muy generalizados, era normal llevar dos de ellos en cada brazo, uno en la muñeca  y otro encima del codo. Los pendientes de piedras se usaban abundantemente tanto por hombres como por mujeres, en todas las clases sociales y fueron muy  populares sobre todo en el nuevo reino, uno de cuyos faraones, introdujo la  perforación del lóbulo de la oreja como se ve en las estatuas reales, que  demuestran un uso muy extenso de este adorno.  Los  antiguos egipcios eran auténticos apasionados de la ornamentación y del  diseño e introdujeron una intensa reforma en la orfebrería. La costumbre de  enterrar a sus faraones y sacerdotes con sus ajuares y joyas ha permitido  saber en profundidad la práctica de la joyería egipcia así como los tipos de  piedras más usadas como alhajas o amuletos y el significado espiritual de las  mismas. Las joyas tuvieron una gran importancia en la cultura  egipcia. Identificaban los metales y minerales con sus dioses y con ciertos  poderes terapéuticos Los orfebres egipcios creaban sus diseños de joyas a  mano y utilizaron una gran variedad de piedras preciosas y semipreciosas como  la amatista, la cornalina, el jaspe, el ónix, el lapislázuli, la turquesa y el cuarzo, y metales como la Plata y el Oro. Durante mucho tiempo, la plata fue más importante que el oro, por su escasez, otro material muy utilizado fue el Lapislázuli, una piedra semipreciosa muy espiritual, que era importada de Afganistán. En las tumbas del antiguo Egipto, se han hallado gran cantidad de sellos reales y escarabajos sagrados, construidos con piedras y metales  preciosos y se sabe que los notables de la corte de los faraones, acostumbraban a regalar grandes collares de piedras preciosas, cerámica y cristal. El escarabajo era un animal sagrado que representaba el renacimiento y la regeneración de la salida del sol, se usaba como amuleto, en aros, como sello en los y se fabricaban en muchos tipos de gemas como el oro, lapislázuli, basalto, la turquesa, el vidrio coloreado, y el alabastro. Las joyas más usadas en el uso diario eran las diademas, los collares de cuentas, los pectorales, brazaletes de aros articulados, y anillos. Los brazaletes de oro o plata estaban muy generalizados, era normal llevar dos de ellos en cada brazo, uno en la muñeca y otro encima del codo. Los pendientes de piedras se   usaban abundantemente tanto por hombres como por mujeres, en todas las clases sociales y fueron muy populares sobre todo en el nuevo reino, uno de cuyos faraones, introdujo la perforación del lóbulo de la oreja como se ve en las estatuas reales, que demuestran un uso muy extenso de este adorno.>

El diseño de Joyas

El diseño de joyas o diseño en  joyería, es el oficio la profesión de crear  hacer, fabricar o  dibujar joyas. Es una práctica milenaria, realizada antiguamente por el  orfebre y el metalúrgico y que evolucionó a una actividad que generó millones de dólares durante la industrialización. La práctica del diseño se desarrolla sobre una fundamento científico, técnico e industrial, por lo que queda excluida la definición para referirse a la   artesanía de joyas. Antes de que un accesorio se fabrique, es proyectado y  desarrollado por un diseñador de joyas que posee los conocimientos y es  cualificado, no sólo en y la relación forma función, sino también en   composición, combinación, líneas de accesorios, la vestimenta y la moda. Una vez que el accesorio ha sido definido maquetado y representado, se procede a la realización del prototipo o directamente a la fabricación con los materiales necesarios. El proceso de fabricación puede ser manual, ya que el   diseñador generalmente está preparado para hacerlo él mismo, o con maquinaria   y herramientas de fabricación en serie, o bien, una combinación de ambos. La carrera profesional del diseño de joyas suele tener un ciclo de formación corto, de alrededor de tres años, dependiendo de la institución, y se enfoca en el desarrollo de las habilidades para crear y producir piezas de diseño en  joyería. Es una formación con una gran carga práctica y los accesorios producidos durante la formación suelen ser expuestos y vendidos en ferias dedicadas a   tal propósito.>

La Kuncita y el Topacio

LA  KUNCITA Es una piedra utilizada en joyería, del orden de las semipreciosas. Sus variedades oscilan desde transparente, de color lila o rosado, se obtiene del mineral, espodúmeno. Silicato de litio y aluminio. Se usa en Joyería y es bastante buscada por los amantes del Reiki. La Kuncita es Originaria de Brasil, actualmente su escasez se debe a que se ha dejado de usar (en Latinoamérica), igualmente su costo es alto. Es muy parecida al cuarzo Rosa.  Si bien no se considera una Piedra preciosa, su precio es bastante alto!  EL TOPACIO  El topacio es un mineral muy utilizado en joyería. Su nombre deriva, de la isla Topacos que se  halla en el Mar Rojo. Se utiliza a menudo como piedra preciosa el color  generalmente es Amarillo-amarronado; sin embargo, a menudo se pueden encontrar ejemplares con tonos de ocre, azul, violeta, rojo o, incluso, incoloro. Además, puede ser variado fácilmente con medios artificiales: aplicando rayos gama o haces de electrones se consiguen tonalidades pardas o ligeramente verdosas y calentándolo se obtienen tonalidades azules o rojizas.

Se considera dureza 8 . Sin embargo, fractura fácilmente y por esta razón es difícil de trabajar. Comercialmente se comercializan algunas variedades de cuarzo amarillo, haciéndolas pasar por topacio. Se encuentra en forma de cristales prismáticos que están unidos con la roca madre. Frecuentemente se halla acompañado de Berilio y Turmalina, los   yacimientos más importantes se encuentran en Brasil, Checoslovaquia, Noruega, Suecia, Japón, y Estados unidos.>

Los diamantes

En razón que hay una gran cantidad de factores que hacen diferentes a los  diamantes, cada diamante es único. Los gemólogos han estudiado por años el arte y la ciencia de los diamantes, y con ello han generado tablas para poderlos valuar. Con la siguiente explicación usted conocerá un poco acerca de los diamantes y aprenderá a utilizar adecuadamente las tablas, para que compare y escoja su diamante. Quien pensaría que los diamantes, una de las piedras más hermosas y complejas están hechas de simple carbón, el mismo material que se usa para hacer las puntas de los lápices. Los diamantes se forman por el intenso calor y las fuertes presiones que se generan por millones de años en la profundidad de la tierra. El diamante es el material más duro de la tierra. Un diamante solamente puede ser cortado por otro diamante. La dureza de los diamantes, su capacidad de reflejar la luz, y otras más cualidades hacen que los diamantes puedan ser cortados en las hermosas gemas que son. Los diamantes de calidad para usarse en joyas son extraídos de diversas localidades, principalmente del Sur de África. Rusia, Australia y Brasil son otros lugares donde se encuentran estas piedras aunque   en menor grado.

Los diamantes en su forma bruta aparentan ser cristales opacos con 8 lados. Más o menos un 60% del cristal original se pierde al  hacer un corte para lograr un diamante con forma de Brillante. Creencias de los Diamantes.

Desde su descubrimiento los diamantes han estado rodeados de leyendas y mitos. Los caballeros medievales usaban un diamante sin cortar en   su armadura con la creencia de que esta piedra los podría hacer invencibles,   un mito sin duda originado por la gran dureza de estos cristales. Hay viejas leyendas de diamantes que podían revelar si alguien era inocente o culpable y diamantes que podían alejar a los demonios. Cuando se creó el mito que las gemas curaban enfermedades y mala suerte, el diamante se convirtió en la piedra que amplificaba el poder especifico de la gema que se utilizaba. Universalmente los diamantes se han asociado con la virtud, pureza, fuerza, riqueza y poder. Indiscutiblemente los diamantes siempre han sido el símbolo por excelencia del Amor, y por miles de años son dados en un anillo con la finalidad de que su misticidad asegure la fidelidad y fortalezca los lazos emocionales. Desde que el rey Francés Luis XIV dio a su prometida un esplendoroso anillo de Diamantes de Bastantes Quilates, se ha mantenido la tradición del anillo de diamante como símbolo de compromiso. En la actualidad los diamantes son el regalo predilecto para cualquier ocasión romántica. Hay algo muy importante que no se debe de olvidar dentro de la magia de los diamantes, y es que toda la magia y poderes de los diamantes se pierden si estos son comprados para uno mismo. Esta creencia es la que ha incrementado que se utilice el diamante para formalizar un compromiso entre una pareja,   para que los poderes de esta bella gema acompañen a la bella novia. Como anteriormente se había mencionado cada diamante es único al igual que la persona que lo posee. Así como un diamante refleja la luz, también refleja la personalidad de la persona que lo lleva puesto. Por eso es la importancia de saber escoger un diamante, ya sea para uno mismo o para regalarlo. En la selección de un diamante se puede ver el conocimiento que una persona tiene de sí misma o de la persona amada a la que se le está regalando. Al regalar un diamante uno está haciendo un anuncio público sobre lo que uno expresa y siente por la persona amada a la que se le regalo esta joya, y la relación que uno lleva con esa persona, y dicho anuncio público se repite cada vez que alguien ve el diamante. Es por esto que para muchas mujeres existe tanto encanto por los regalos de joyería con diamantes, y por consecuencia existe tanta confusión en los hombres para escogerlos. A diferencia de los que algunos piensan, lo más importante en la selección de un diamante tiene poco que ver con el precio de esta joya, y mucho que ver con la riqueza de la relación con la persona a la que se le quiere regalar. Es por eso la importancia en la selección del diamante que sea perfecto para la persona amada, y claro, que este a un precio razonable. Una regla de etiqueta dice que un diamante de compromiso debe de costarle a la persona que lo regala al  menos dos meses de salario, esto es un símbolo ya que la persona que lo  regala demuestra el sacrificio que está haciendo por la persona que ama. Los diamantes son calificados y valuados por un sistema que juzga su color, claridad, corte, y peso en quilates. Estos criterios para valuarlos son  comúnmente llamados las 4 C’s de los diamantes. Los diamantes con una  extremada calidad, mínimas imperfecciones, y buen tamaño son a menudo  vendidos como “Diamantes Certificados” y siempre vienen acompañados de un certificado que prueba el valor del diamante. Dicho certificado es avalado mundialmente por expertos gemólogos, que previamente hicieron el estudio de  las 4´Cs del diamante para determinar su valor. También los diamantes que no están certificados pueden ser calificados y valuados por el sistema de las 4  C´s para ayudar a determinar su costo. A pesar de que se necesita un muy buen entrenado ojo para poder ver las cualidades de los diamantes que vamos a  describir, con la siguiente explicación usted se dará una idea general de lo que significa cada una de las 4C´s y así poder hacer una mejor selección de este. A simple vista la mayoría de los diamantes parecen ser incoloros, pero en realidad tienen ligeros tonos de color, los más comunes son amarillos y  cafés. Mientras más se acerca un diamante a la ausencia de color más valioso es el diamante. El color o la ausencia de color de los diamantes se debe a pequeños residuos de nitrógeno, boro, y otras partículas que puede contener el diamante en su interior, estos minerales se mezclaron con el carbón al momento de la cristalización. Los diamantes por su  color son valuados en una escala de la D (incoloro) a la Z(color muy fuerte). Solamente un gemólogo muy capacitado puede detectar alguna partícula de color con diamantes entre el rango E y F, y el color en diamantes hasta el rango J es virtualmente imperceptible cuando se encuentra montado en un anillo o pieza de joyería. No hay que olvidar que el color es  una de las cuatro C´s, así que un diamante con un color visible, como uno del rango K o mayor, puede ser valioso si tiene una buena claridad, y un buen corte. También es muy importante saber que es como es montado el diamante en una pieza de joyería puede ayudar o empeorar la percepción del diamante, sería prácticamente un crimen poner un diamante realmente incoloro en una  montadura de oro amarillo, debido a que lo amarillo del oro se vería  reflejado en el diamante y no se podría apreciar su verdadero esplendor y  perfección. Por otro lado, un diamante con ligeros tonos amarillos podría verse blanco en una montadura de oro amarillo. No hay que olvidar que el  color es una de las cuatro C´s, así que un diamante con un color visible,  como uno del rango K o mayor, puede ser valioso si tiene una buena claridad, y un buen corte. Aunque la ausencia de color es muy rara y cotizada, un diamante con un color fuerte es todavía más raro y por consecuencia mucho mas cotizado. El diamante Azul o diamante Hope es un claro ejemplo de lo incomparable que puede ser un diamante de estos. Los colores que estas raras  piezas de diamantes pueden tener son rojos, azules, verdes, violetas, negros, rosas y amarillos, aunque hay la posibilidad de que pudiera haber de otros colores. Los diamantes de color con los colores muy vividos son muy raros y se venden por quilate mucho más caro que un diamante blanco. Tabla que se usa para valuar la claridad de un diamante por el Instituto Americano de Gemología, Es muy común que los diamantes tengan pequeñas imperfecciones. Estas imperfecciones son comúnmente llamadas “inclusiones” y pueden ser de muy diversas formas, colores, y tamaños. Las más comunes son los puntos o las   grietas. Entre menos inclusiones tenga un diamante su valor aumenta   considerablemente, debido a que es más raro y a que refleja mejor la luz. La valuación de un diamante por su claridad está determinada por el número, tamaño, tipo y localización de las inclusiones. Un diamante con pequeñas inclusiones localizadas en su orilla es más valioso que uno que tenga inclusiones en su centro, debido a que las inclusiones en los extremos generalmente son tapadas por la montadura y no afecta la claridad del diamante. Un diamante con una grieta que vaya de la superficie al interior es  mucho más barato que uno que tenga una grieta superficial, debido a que el primero podría romperse con un mal golpe que se le dé. En la mayoría de los casos los diamantes utilizados en la joyería son limpios a simple vista. En un diamante certificado la localización de las inclusiones vienen señaladas en el certificado y se usan como una huella digital para identificar esta bella  piedra!!!

El corte de un diamante no es simplemente la forma que se le dio al diamante sino también la calidad y perfección con la que s