Categorías
metales orfebreria

El secreto del acero de damasco

Una de las secuencias más recordadas en la cinematografía histórica sobre las Cruzadas es el momento en que Saladino, al cortar sobre el alfanje una pieza de seda, sólo por la liviana fuerza de su caída mostrando la eficacia del acero de Damasco.

La escena está más cerca de la realidad de lo que se pudiera imaginar. El temple del acero y el vidriado de la cerámica son dos técnicas secretas cuyo origen se hunde en la noche de los tiempos en la región mesopotámica, quizás logradas en la plenitud de la época helenística,  pero los Omeyas de Damasco a gala cuando Occidente las desconocía. Estos hallazgos de la tecnología de los materiales aún se estudian con admiración en las Universidades de todo el mundo y llegaron a España de la mano de los Omeyas.

De ellos resultaría la cerámica dorada, y su máximo exponente en la Loza  dorada que en tiempos atrás inundaron las mesas de los palacios de la cristiandad, además del acero toledano, de cuya eficacia tuvieron noticias desde Europa hasta las cimas de los Andes de América de la conquista.

La maravilla del acero de Damasco era una realidad que no había sido científicamente explicada hasta hace unos 20 años, y con ella se inauguro la nueva rama científica de la super  plasticidad en la resistencia de  materiales. En el pasado estas propiedades del acero eran conocidas como  el secreto de Damasco, aunque, como es lógico, tal secreto se  refería más al modo de obtener el resultado ( por triple colada) que la comprensión de la naturaleza química de lo sucedido, es decir sabían cómo hacerlo pero desconocían el porqué. Es altamente probable que las primeras experimentaciones de coladas para el acero se remonten a un milenio antes de nuestra era, cuando las espadas de hierro de los dorios rompían con asombrosa facilidad las espadas de bronce de los jonios y otros  pueblos mediterráneos. Y quizás una ventaja de este tipo ayude a explicar  mejor las fulgurantes victorias de Alejandro Magno en su conquista de Oriente Medio. Sustancialmente, las espadas de acero de Damasco alcanzaron la celebridad por su fino borde de corte y su elevada resistencia al cuarteado, cuando el arte de los herreros de los tiempos antiguos se había olvidado.

Científicamente la súper plasticidad consiste en la condición por la que los  materiales cristalinos pueden ser estirados más de mil por cien en las  mezclas de acero y carbono ultra elevado, los investigadores establecieron dos atributos comunes requeridos para convertir en súper plástico un material metálico: en primer lugar los materiales debían consistir en una mezcla de fases de dos materiales cristalinos diferentes, teniendo cada uno granos esféricos (cristales) y, en segundo lugar los granos debían ser ultra finos, del orden de una micra. Con esto se crean regiones de frontera entre granos conjuntos desordenados de átomos entre los granos, representando tales regiones de frontera zonas de debilidad a temperaturas elevadas, haciendo que los granos se deslicen fácilmente, como si fueran de arena. Esto les confiere sus características de súper plásticas.

La descripción más antigua de las espadas de Damasco data del año 54º de nuestra era, pero pueden haber estado en uso mucho tiempo antes, incluso en la época de Alejandro Magno (323 a.C.). El propio acero estaba hecho en la India, en donde se denominaba wootz. Comercializándose en forma de coladas del tamaño de discos de hockey sobre hielo. Las mejores espadas se forjaron en Persia, a partir de wootz indio, que se usaba también para los escudos y armaduras. Estos aceros se conocieron  en la Edad Media en Rusia, donde se denominaban bulat. En Persia se llamaban  Poulad Janherder. En el paso del forjado, una vez obtenido el wootz, el  herrero utilizaba el color como guía para el control de la temperatura en el  forjado y el tratamiento. Tampoco sobre esto hay registros y se usaba la intuición, más que la lógica, para realizar éste proceso que era el más  importante de la manufactura. El color del acero, la llama, la fuerza y la  frecuencia de los golpes de mallo, todo era dictado por la intuición y un  largo aprendizaje. En la industria actual los aceros al carbono extraduros  nunca alcanzan contenidos superiores al 1.4% de carbono en masa. En cambio, los legendarios aceros de Damasco sobrepasan con mucho este porcentaje, situándolo en un intervalo del 1.4 y el 2.1% de carbono de masa. La actual industria metalúrgica no ha conseguido forjar este tipo de aceros de grandes prestaciones mecánicas y bajo precio. Sin embargo se ha conseguido descifrar el secreto de la forja de los aceros de Damasco. Las ventajas de los aceros que fabricaron estos insignes artesanos frente a otros aceros al carbono o aleados es su gran resistencia al desgaste, que les permite tener un filo cortante de manera permanente, unido a una buena resistencia mecánica y tenacidad. A estas características únicas, en aplicaciones de corte y mecanizado de otros metales se une la belleza y la magia de su superficie, algo que ha hecho célebres las espadas de Damasco. Los estudios realizados sobre piezas metálicas arqueológicas están siendo muy solicitados por la industria actual, Organismos como el Museo de Ejercito, la Diputación Provincial de Córdoba o la Comisión de Arqueólogos Profesionales de Madrid se dirigen al equipo de José Antonio Criado para estudiar y rescatar piezas de gran valor, como el Alfanje de Mehamet, o la no menos celebrada espada Tizona, con la que el Cid Campeador, dio buenos mandobles a los biznietos de los últimos Omeyas de Occidente. Abaco, recupera esta tradición ancestral de los Omeyas andaluces, y plasma de una manera casi milagrosa la reproducción de toda una gama objetos y de underline; cerámica Omeya en nuestros días. La  experiencia en la creación de estos objetos artesanales unido a nuestra  dedicación hacen que perduren las tradiciones más arraigadas de esta cultura que convivió en el mundo más de siete siglos

Categorías
artesania orfebreria

Esmaltes en frio

El esmalte en frió es una gran novedad dentro del mundo de los esmaltes, ya que consigue una similitud extraordinaria con esmalte a fuego, en su apariencia, textura, brillo y color. Además posee algunas ventajas como el poder aplicarlo sobre cualquier superficie como madera, metal, vidrio, etc, a cambio del esmalte caliente que necesitamos que sea cobre, plata u oro, desde ya metales los tres.

Dentro de los esmaltes en frió obtenemos colores opacos y colores transparentes, ambos son aplicables en gran diversidad de elementos,  como medallas, bisutería, llaveros, colgantes, pines, anillos, etc, su  aplicacion es infinita. Otra de sus ventajas es  soportar un proceso de electrólisis, como un baño de cobre, níquel, plata, u oro, ya que tiene una gran adherencia al material aplicado, y no posee conductividad, al igual que esmalte a fuego. Esta técnica la podemos aplicar en orfebrería, joyería o bisutería…

Categorías
arte artesania joyeria metales metales preciosos orfebreria

El damasquinado

El damasquinado, es de una incrustación de oro sobre el acero del arma. Se sabe, que sus orígenes fueron en Oriente, concretamente, en Damasco. Cuando tenemos en nuestras manos un revolver, pistola o una escopeta de calidad, y a esto se le suma un adorno que la realza aún más, tenemos una obra de arte. Son pocas las armas que podemos ver con este tipo de artesanía. Por su elevado coste son pocas las que se pueden Trabajar… En Vascongadas nace una nueva forma de hacer este arte, se reinventa un sistema o forma de incrustar este metal precioso en la superficie de las armas… Uno de los innovadores fue Eusebio Zuloaga, nacido en Madrid, pero de ascendencia Eibarresa, maestro armero y enriquecedor del damasquinado exterior de las armas, revolucionó este campo allá por el año 1.845. El sistema que empleó fue el de punceta. Así como, más tarde, su hijo Plácido, siguiendo la escuela de su padre, empleó el método de estriado o cuchilla, siendo este último de mayor facilidad y perfección.  Desde entonces, son unos pocos los privilegiados, a los cuales su bolsillo  les permite poder adquirir alguna de estas obras que existen y que se siguen aun fabricando en la actualidad por grandes artesanos. Aunque  lamentablemente, en el mundo armamento deportivo son muy pocos los maestros que ya pueden burilar esta artesanía tan antigua..

Categorías
arte artesania orfebreria

Grabado Artistico

Grabado  es la estampa que se obtiene por medio de la técnica pictórica del grabado. Con esta técnica, se logra la reproducción múltiple de láminas por impresión sobre el papel de una matriz o plancha, en la que por diferentes procedimientos se ha representado la obra plástica. En la técnica del grabado el trabajo inicial del artista consiste en la elaboración de una matriz, también llamada plancha, en la que se realiza el diseño de la representación en negativo. Una vez entintada la matriz se traspasa el diseño generalmente mediante presión al soporte definitivo, que en la mayoría de los casos es papel. Dicho proceso puede repetirse tantas veces como desee el artista y de acuerdo siempre con las limitaciones específicas de cada técnica.

El proceso de impresión se denomina estampación y el papel resultante recibe el nombre de estampa. El grabado posee una peculiaridad sobre el resto de las artes plásticas, que es su multiplicidad. Este carácter multiplicador de la obra gráfica, permite al artista aumentar su presencia y difusión en el panorama artístico, además de hacer su obra más asequible.

Las técnicas de grabado, al igual que el papel, tienen su origen  en China y las primeras técnicas de grabado se desarrollaron entre los años 600 y 900. En Europa el papel fue introducido por los árabes y la primera fábrica se estableció en España alrededor de

Los primeros grabados se realizan en el siglo XV cuando el papel seconvierte en un artículo corriente, como consecuencia de la invención de la imprenta por Johann Guttembert y de la edición de libros, que supuso una gran demanda de grabados para incluirlos como ilustraciones.