Categorías
metales preciosos

La limpieza de la plata

Este texto, aborda el empleo de la tiourea como agente de limpieza de plata, ejemplifica qué tan inadecuado resulta concebir la restauración de bienes culturales como un mero oficio. La limpieza de plata Al intervenir bienes culturales metálicos, entre otros objetivos buscamos estabilizarlos materialmente para que, mediante la eliminación de fuentes de corrosión potenciales y productos de corrosión activos, su información y significa-do se transmitan a usuarios presentes y futuros. El caso de la plata es peculiar porque sus productos de corrosión más comunes –los sulfuros de plata–, son estables y su eliminación no es esencial para la permanencia de la obra. No obstante, esta corrosión no debiera conservarse, porque frecuentemente afecta el entendimiento de obras  que fueron creadas para lucir con todo su brillo y suntuosidad. Sin embargo, esto no implica que la plata siempre ha de restaurarse para lograr un acabado resplandeciente; es necesario evaluar el uso, la intención, el significado y la historia de la obra, antes de determinar cuál será el objetivo de nuestra intervención. Incluso algunas obras que se crearon con oscurecimientos de corrosión deliberados, para acentuar detalles y volumetría, han sido “limpiadas” –por desconocimiento de la técnica de factura y porque no existe diferencia química alguna que permita distinguir la corrosión natural de la  formada intencionalmente eliminando sus efectos plásticos y dañando, así, su apreciación y aun su significado.

Mención especial merecen La tiourea, sulfúrea o tiocarbamida es una diamida de ácido tiocarboxílico con una estructura similar a la de la urea, sólo que en el radical ácido tiene azufre en lugar de oxígeno–de allí la inclusión del prefijo sulfo o tio … La característica eléctrica que brinda esta sustitución y su relativamente pequeño tamaño iónico la hacen muy eficiente en la formación de complejos con iones de plata en condiciones ácidas pudiendo tener acciones similares con oro y platino. Por ello, las soluciones para limpieza de plata incluyen algún ácido, que suele ser clorhídrico, sulfúrico, fosfórico o fórmico .Al comparar alrededor de 20 limpiadores comerciales de joyería fue posible verificar que casi todos –soluciones, telas impregnadas o cremas– contienen tiourea. Debido a su rápida acción y uso aparentemente sencillo, son muy aceptados en el mercado. Se empleó durante años una solución de tiourea con las concentraciones, acidificada con ácido clorhídrico, posiblemente emulando la composición de uno de los líquidos  comerciales limpiadores de plata más empleados, compuesto por agua, tiourea,  tenso activo, ácido clorhídrico y aceite vegetal.

Si bien no cuestioné el empleo de tiourea, sí lo hice res-pecto del ácido  clorhídrico, ya que sabía que los iones Cl son muy dañinos para los metales, pues en presencia de humedad causan corrosión auto catalítica mediante la formación de ácido clorhídrico, y su pequeño tamaño iónico y alta electronegatividad hacen que sean muy difíciles de eliminar; asimismo, la adición de ácido clorhídrico –aunque en poca concentración– hace que la solución siempre tenga un pH 0. Al considerar inadecuado el uso de ácido clorhídrico Pues la plata puede mantenerse estable en ese nivel de acidez y, de cualquier forma, se realizaría una neutralización con solución alcalina de carbonato y múltiples enjuagues eriores con agua y etanol Siguiendo esta nueva fórmula, participé de la instrucción de un par de generaciones de restauradores en la limpieza de objetos de plata y plata sobredorada con soluciones de tiourea, con resultados inmediatos muy notables material actualmente mostraban superficies deterioradas con micro fisuras Desde ese momento comencé a buscar información relativa al empleo y los resultados de este material, la cual fue abundante. Señalaba que la limpieza con tiourea se dificultaba a causa de la continua formación de sulfuros en las orillas de las zonas tratadas; esto se corregía parcialmente soplando aire para oxidar  los iones sulfuro, pero, aun así, las manchas debían corregirseposteriormente con abrasivos. Según investigaciones relacionadas con la limpieza de daguerrotipos, su acción parece distar de ser controlable, incluso mediante la modificación, para hacerla más selectiva, de las condiciones de pH. Además, varios autores coinciden en que existe redepositación o reformación de sulfuros También se señala que, pese a su capacidad limpiadora, las soluciones de tiourea alteran la apariencia de las obras, no sólo eliminando la corrosión de la plata, sino llegando a la disolución de la plata metálica, del mercurio, del cobre e incluso del oro, y advierten que el daño es irreversible.

Estudiosos de otros tipos de objetos indican que las superficies de plata tratadas con tiourea tendrán una micro rugosidad característica, que puede describirse como la superficie con apariencia de granos de azúcar obtenida mediante la técnica de grabado al  aguafuerte. Este efecto puede eliminarse con un pulimento ligero, pero esto invariablemente constituye un problema para acabados superficiales u objetos de muy poco espesor, como las delgadas láminas que conforman los hilos entorchados. Quien haya limpiado plata con tiourea sabrá que, si bien en un primer momento las piezas lucen muy limpias, las zonas trabajadas tendrán rápidamente una delgada capa de sulfuros amarillo-marrón que se volverán más oscuros, si no se coloca una capa de protección.

Esto puede tener diversas causas, algunas de las cuales se mencionan a continuación. La reacción de plata y tiourea genera sulfuro de hidrógeno que, en combinación con la humedad del ambiente, se transforma en ácido sulfhídrico. Éste es altamente corrosivo para la plata, y su presencia puede comprobarse por medio del característico olor a huevos podridos, presente durante la aplicación de esta sustancia. Pero aun si no se formara ácido sulfhídrico, el sulfuro de hidrógeno gaseoso en el ambiente puede transformarse en anhídrido sulfuroso y ácido sulfúrico, que generan corrosión tanto en la plata como en el cobre con que se alea. .Más aún, investigaciones eriores han encontrado que el enjuague no ofrece mucha protección, pues se adsorbe tiourea acuosa que produce una película estable de este compuesto, la cual no se remueve con el enjuague y, tras el envejecimiento, genera sulfato de diciandiamidina. Aquí se abre una línea de investigación que se ha de desarrollar: por lo pronto, una primera hipótesis es que la tiourea acuosa alojada en poros superficiales  del me-tal, convertida en este compuesto de mayor Como es bien sabido, la  limpieza de hilos entorchados de plata y plata sobredorada siempre ha  representado un reto, pues los materiales de limpieza de metales suelen ser muy perniciosos para las fibras textiles. En este caso, es necesario tomar en cuenta, asimismo, que el pH ácido puede alterar aquellos tintes cuya coloración depende de las condiciones de acidez o basicidad, o incluso destruir grupos cromóforos, además de que un pH tan bajo como 0 invariablemente causará la hidrólisis ácida de fibras tanto proteicas como  celulósicas –especialmente si están deterioradas pese a que las alteraciones no se noten inmediatamente o incluso demoren algunos pocos años en hacerlo.

Aun aplicando cuidadosamente las soluciones de tiourea con hisopo, resulta imposible impedir que permeen las fibras que constituyen el alma del hilo, por lo que, a largo plazo, el daño en las fibras parece ser inevitable. De esta forma, una inmersión de los hilos en solución de tiourea para eliminar la corrosión estable de la plata es a todas luces injustificable, Aunque no se ha comprobado fehacientemente, existen referencias de que la tiourea es potencialmente carcinógena, puede causar irritación y quemaduras en la piel y mucosas; náuseas, vómitos y diarreas, si se ingiere; sensibilización alérgica; edema pulmonar por absorción en grandes cantidades, y alteraciones sanguíneas y metabólicas. Adicionalmente, hay que ser muy cuidadosos respecto de los productos secundarios de la reacción: el ácido sulfhídrico se ubica como el más tóxico de los gases, mientras que, entre éstos, el sulfuro de hidrógeno y el anhídrido sulfuroso son sumamente contaminante. Se emplearon diez probetas, consistentes en monedas de plata ley 0.720, que se pulieron,  lavaron, enjuagaron con agua destilada y alcohol etílico. Cinco de éstas  fueron dorados electroquímicamente; ocho, corroídas durante treinta minutos con una solución de sulfuro de amonio al3 por ciento. La capa de sulfuro de plata así lograda resultó compacta –aunque no del todo homogénea– en las piezas sobredoradas. Se mantuvieron testigos: una moneda de plata y unas sobredoradas limpias, y dos, de las mismas características, corroídas. Por inmersión en una solución de carbonato de sodio al 10 por ciento pv como electrolito y usando aluminio como ánodo, durante dos horas para la moneda de plata y treinta minutos para la sobredorada. Esta limpieza se hizo sólo para descartar que la corrosión previa fuera la causante de las rugosidades y, por lo tanto, se presentara en cualquier superficie tratada. Es un hecho que las soluciones de tiourea son realmente efectivas en la eliminación de productos de corrosión de plata, y no se puede negar que las soluciones comerciales son, además, muy rápidas, pero la información –disponible desde hace décadas– sobre los efectos negativos de su uso como agente de limpieza de plata es  abundante y accesible, y, por ende, resulta lamentable que no la conociéramos aquí, por actuar como si la restauración fuera apenas un oficio, un arte mecánica, e irreflexiva, que sólo exige elegir la fórmula. Hemos usado muchos materiales por simple hábito (la tiourea constituye sólo un ejemplo de tantos). No nos cuestionamos mayormente sobre sus consecuencias, mecanismos de acción, interacciones, productos secundarios, etc., lo que sin duda ha llevado a cometer más de un error de intervención y, no esporádicamente, a actitudes poco cien-tíficas y constructivas, con argumentos del tipo así se ha usado antes y ha quedado bien o, peor aún, si yo no lo he visto, no existe. Un profesional de la restauración informado y consciente no puede sugerir tiourea ni cualquier otro agente sin el respaldo de evaluaciones analíticas y experimentales repetibles. Si bien se mantiene la inercia de  seguir considerando a la restauración como un oficio, un mero trabajo manual, y aún no contamos con una estructura institucional que pro-mueva y facilite que constituyamos verdaderos grupos de investigación en torno de materiales y procesos de restauración que permitan seguimientos estandarizados y análisis sobre los resultados de nuestro trabajo en el largo plazo, es nuestra responsabilidad, Hacer que esto suceda…Como  limpiar joyería de plata

Categorías
arte artesania joyeria metales metales preciosos orfebreria

El damasquinado

El damasquinado, es de una incrustación de oro sobre el acero del arma. Se sabe, que sus orígenes fueron en Oriente, concretamente, en Damasco. Cuando tenemos en nuestras manos un revolver, pistola o una escopeta de calidad, y a esto se le suma un adorno que la realza aún más, tenemos una obra de arte. Son pocas las armas que podemos ver con este tipo de artesanía. Por su elevado coste son pocas las que se pueden Trabajar… En Vascongadas nace una nueva forma de hacer este arte, se reinventa un sistema o forma de incrustar este metal precioso en la superficie de las armas… Uno de los innovadores fue Eusebio Zuloaga, nacido en Madrid, pero de ascendencia Eibarresa, maestro armero y enriquecedor del damasquinado exterior de las armas, revolucionó este campo allá por el año 1.845. El sistema que empleó fue el de punceta. Así como, más tarde, su hijo Plácido, siguiendo la escuela de su padre, empleó el método de estriado o cuchilla, siendo este último de mayor facilidad y perfección.  Desde entonces, son unos pocos los privilegiados, a los cuales su bolsillo  les permite poder adquirir alguna de estas obras que existen y que se siguen aun fabricando en la actualidad por grandes artesanos. Aunque  lamentablemente, en el mundo armamento deportivo son muy pocos los maestros que ya pueden burilar esta artesanía tan antigua..

Categorías
metales preciosos

La plata y sus propiedades

Elemento químico, símbolo Ag, número atómico 47 y masa atómica 107.870. Es un metal lustroso de color blanco-grisáceo. Desde el punto de vista químico, es uno de los metales pesados y nobles; desde el punto de vista comercial, es un metal precioso. Hay 25 isótopos de la plata. En la mayor parte de sus aplicaciones, la plata se alea con uno o más metales. La plata, que posee las más altas conductividades térmica y eléctrica de todos los metales, se utiliza en puntos de contacto eléctricos y electrónicos.

También se emplea mucho en joyería y piezas diversas. Entre la aleaciones en que es un componente están las amalgamas dentales y metales para cojinetes y pistones de motores. La plata es un elemento bastante escaso. Algunas veces se encuentra en la naturaleza como elemento libre (plata nativa) o mezclada con otros metales. Sin embargo, la mayor parte de las veces se encuentra en minerales que contienen compuestos de plata. Los principales minerales de plata son la argentita, la cerargirita o cuerno de plata y varios minerales en los cuales el sulfuro de plata está combinado con los sulfuros de otros metales. Aproximadamente tres cuartas partes de la plata producida son un subproducto de la extracción de otros  minerales, sobre todo de cobre y de plomo. La plata pura es un metal  moderadamente suave (2.5-3 en la escala de dureza de Mohs), de color blanco,  un poco más duro que el oro. Cuando se pule adquiere un lustre brillante y refleja el 95% de la luz que incide sobre ella. Su densidad es 10.5 veces la del agua. La calidad de la plata, su pureza, se  expresa como partes de plata pura por cada 1000 partes del metal total. La plata comercial tiene una pureza del 999 (ley 0.999). Aunque la plata es el  metal noble más activo químicamente, no es muy activa comparada con la mayor parte de los otros metales. No se oxida fácilmente (como el hierro), pero reacciona con el azufre o el sulfuro de hidrógeno para formar la conocida plata deslustrada. El galvanizado de la plata con rodio puede prevenir esta decoloración. La plata no reacciona con ácidos diluidos no oxidantes (ácidos clorhídrico o sulfúrico) ni con bases fuertes (hidróxido de sodio). Sin embargo, los ácidos oxidantes (ácido nítrico o ácido sulfúrico concentrado) la disuelven al reaccionar para formar el ion positivo de la plata, Agsu+su. Este ion, que está presente en todas las  soluciones simples de compuestos de plata solubles, se reduce fácilmente a metal libre, como sucede en la deposición de espejos de plata por agentes reductores orgánicos.

La plata casi siempre es monovalente en sus compuestos, pero se conocen óxidos, fluoruro y sulfuro divalentes. Algunos compuesto de coordinación de la plata contienen plata divalente y trivalente. Aunque la  plata no se oxida cuando se calienta, puede ser oxidada química o electrolíticamente para formar óxido o peróxido de plata, un agente oxidante poderoso. Por esta actividad, se utiliza mucho como catalizador oxidante en la  producción de ciertos materiales orgánicos. Las sales solubles de plata,  especialmente el nitrato de plata, son letales en concentraciones de hasta 2 g. Los compuestos de plata pueden ser absorbidos lentamente por los tejidos corporales, con la consecuente pigmentación azulada o negruzca de la piel (argiria). Contacto con los ojos: Puede causar graves daños en la córnea si el líquido se pone en contacto con los ojos. Contacto con la piel: Puede causar irritación de la piel. Contacto repetido y prolongado con le piel puede causar dermatitis alérgica. Peligros de la inhalación: Exposición a altas concentraciones del vapor puede causar mareos, dificultades para respirar, dolores de cabeza o irritación respiratoria. Concentraciones extremadamente altas pueden causar somnolencia, espasmos, confusión, inconsciencia, coma o muerte. El líquido o el vapor pueden irritar la piel, los ojos, la garganta o los pulmones. El mal uso intencionado consistente en la concentración deliberada de este producto e inhalación de su contenido puede ser dañino o mortal. La plata es uno de los siete metales conocidos desde la antigüedad.

Se menciona en el libro del Génesis; y los montones de escoria hallados en Mar Egeo al menos cuatro milenios antes de nuestra era. No resulta difícil imaginar el efecto que hubo de producir en aquellos pobladores (que habían tallado y pulido la piedra, que encontraron y utilizaron el f=cobre y luego el estaño, llegando incluso a alear ambos por medio del fuego para obtener bronce) el descubrimiento de un metal raro y poco frecuente, de color blanco, brillo imperecedero e insensible al fuego que otros metales derretía. Tal asombro justificó la atribución al metal de singulares propiedades, de las que los demás metales carecían, salvo el oro claro está; pues ambos no eran sino regalos de la naturaleza, formados uno por el influjo de la Luna y el otro por el del Mercurio (elemento químico)mercurio en el que se obtiene aspecto y color de la plata, hasta tal punto que se le dio el nombre de hydrargyrum (plata líquida) de donde proviene su símbolo químico (Hg). La plata, como el resto de los metales, sirvió para la elaboración de armas de guerra y luego se empleó en la manufactura de utensilios y ornamentos de donde se extendió al comercio al acuñarse las primeras monedas de plata y llegando a constituir la base del sistema monetario de numerosos países. La plata se encuentra nativa, combinada con azufre, argentita, y arsénico La producción mundial de plata durante el 2010 alcanzó un total de 22.200 toneladas métricas

Categorías
metales metales preciosos

Las diferentes aleaciones de oro

El oro es denso, suave, brillante y el el más maleable y dúctil de los metales sabidos. Debido a la suavidad del oro puro (24k), se alea generalmente con los metales bajos para el uso en joyería, alterando su dureza y ductilidad, punto de fusión, color y otras características. El oro nativo contiene el generalmente ocho a diez por ciento de plata, pero a menudo mucho más aleaciones con un contenido de plata sobre el 20% se llaman electro. Aunque el oro sea un metal noble, forma muchos y compuestos diversos. las aleaciones de oro blanco del Alto-quilate son lejos más resistentes a la corrosión que la plata pura o la plata esterlina. La joyería del oro se vende generalmente en 18 quilates, pero la joyería del oro de 9 y 14 quilates es también muy popular. El oro pudo haber sido el primer metal usado por los seres humanos y fue valorado para la ornamentación y los rituales. El oro también se menciona varias veces en el viejo testamento, y se incluye con los regalos de unos de los reyes magos en los primeros capítulos del nuevo testamento de Matthew. La esquina suroriental del Mar Negro era famosa para su oro. El oro se ha asociado a las extremidades del mal extremo y de la gran santidad a través de la historia. Inauguraron a los reyes medievales bajo muestras del aceite sagrado y de una corona de oro, este  último que simbolizaba la luz brillante eterna del cielo y así de la autoridad divinamente inspirada de un rey cristiano. El precio del oro es resuelto en el mercado libre, pero un procedimiento conocido como la fijación de oro en Londres, originando en septiembre de 1919, proporciona una figura diaria de la prueba patrón a la industria. En varios países, el oro se utiliza como estándar para el intercambio monetario, en la invención y en  joyería. Aunque ésta no sea ciertamente una manera profesional de examinar el oro, la prueba de la mordedura debe anotar el oro porque el oro se considera un metal suave según la escala del Mohs de la dureza mineral.

Más puro es el oro más fácil debe ser marcarlo. El oro amarillo no es la única joyería disponible, joyería del oro del oro puede venir en una variedad de colores dependiendo de los varios factores, que componen su composición. Aunque el oro amarillo siga siendo popular uno debe considerar la compra una variedad color. El oro blanco es una aleación del oro y por lo menos de un metal blanco, tal como plata o paladio. Mientras que algunas aleaciones de oro blanco más de alta calidad conservan su brillo y lustre, estará cubierto más con mismo una capa delgada del rodio. Como el oro amarillo, el oro blanco se mide en quilates. El oro de Rose también se conoce como el oro rosado y oro rojo. Puesto que es una aleación, no hay cosa tal como el “oro color de rosa puro”; el oro puro es amarillo y el cobre puro es rojizo. el oro color de rosa de 18 quilates se puede hacer del cobre del 25% y del oro del 75%. Es producido por varios métodos, tales como electrodeposición usando el rodio o el rutenio negro; el plasma asistió al carbón amorfo de participación de proceso de la deposición de vapor químico; y oxidación controlada de oro del quilate que contiene el cromo o el cobalto. El oro negro es un tipo de oro usado en joyería. Desafortunadamente, el oro negro es muy duro y que hace la joyería si hace necesario generalmente usando formas de fusión anterior-hechas. Cuando la compra de joyería del oro le es  importante asegurarse de que tiene valor. Como las piedras preciosas es sabio que un comprador obtenga la certificación apropiada de modo que no pueda haber duda sobre su autenticidad. Un joyero genuino no tendrá ningun problema con proveer de usted tal certificación y algunos minoristas en línea proporcionarán certificados de autenticidad automáticamente. El oro sumario es un metal valioso usado en joyería.

Es importante para los que gocen de la joyería preciosa para saber las  calidades del oro y los diversos tipos de joyería del oro disponibles