Categorías
artesania diseño metales preciosos orfebreria

Plateria rioplatense

De todas las artes que se practicaron en nuestros territorios durante el siglo XVIII, la orfebrería fue quizás la que contó con mayor número de maestros, y tanto por calidad de las obras cuanto por la originalidad de los modelos merece una consideración especial. Fue en su mayor parte un arte anónimo y los nombres de plateros que se conocen proceden casi en su totalidad de antiguos documentos y no por aparecer en los mismos trabajos. En raras ocasiones las labores ostentan una inscripción donde consta el nombre del orfebre, en cuyo caso es común que se mencione también el del comité. Como excepción, una marca de ciudad indica el lugar de la ejecución. De la argentina solo se conoce un punzón supuestamente de la ciudad de buenos aires, que fue usado durante un breve lapso y por ello son contadas las piezas que lo muestra. En cambio, hay marcas del siglo XIX que identifican a autores de mates, jarros, sahumadores, estribos, espuelas y demás elementos del apero gauchesco. La evolución de los estilos puede seguirse a través de las labores locales, sí que se advierta un corte abrupto entre uno y otro: barroco, rococó y neoclasicismo. En américa los desfasajes estilísticos son evidentes; perduran mucho más tiempo estructuras antiguas y las innovaciones se  perciben particularmente en lo decorativo. Es evidente esto en las grandes  custodias donde el soporte responde cuando menos aun espíritu del siglo XVII, quedando en la ornamentación manifestar la novedad del estilo. Versiones de los mismos estilos se  ponen de manifiesto en talleres de platería que siguen otras corrientes artísticas. Así, en buenos aires, ciudad portuaria y punto único de conexión con Europa por vía del atlántico, trabajan orfebres de distintos orígenes: españoles, portugueses, italianos, etc., siendo los dos primeros los que más influyen en la concepción del diseño y de la  ornamentación. Es de notar que las más importante orfebrería hispanoamericana fue de carácter religioso, pues de la plata se hacían los objetos destinados a la liturgia católica y las donaciones de los fieles eran frecuentes. No obstante, la platería civil tuvo singular significación porque la vajilla de la clase alta era de plata labrada, prefiriéndose está a la porcelana. La lectura de los inventarios antiguos y de las testamentarias es elocuente al respecto.  También la plata abundo en las casas argentinas durante buena parte del siglo XIX, y muchas veces no es fácil distinguir cuales piezas fueron trabajadas por plateros coloniales y cuales por artesanos de la época independientes (soperas, platos, fuentes, chocolateras, cafeteras, etc.) . En mates y sahumadores los orfebres rioplatenses hicieron verdaderas creaciones (que es posible admirar en las salas del museo histórico de Rosario) como, asimismo, imaginaron nuevas formas y ornamentos para la variadas piezas que componen el apero criollo. En estribos y espuelas, cabezadas y pretales, cuchillos y facones, rebenques y arreadores, el repertorio de nuestros plateros fue inagotable. Gran inventiva y técnica refinada caracterizan a los productos de estos singulares talleres locales. No estaría completa esta reseña si no hiciéramos mención de la orfebrería jesuítico-guaraní que, según testimonios de los siglos XVII y XIX, fue de gran calidad. Desgraciadamente poco es lo que de ella se a salvado como una espléndida sacra que conserva la catedral de buenos aires. No se puede olvidar tampoco, la platería pampa, vale decir aquella orfebrería que se produjo en las tolderías indígenas antes de la ocupación del desierto por la expedición del general Roca (1879). Platería del técnica muy primitiva, pero atrayente en la simplicidad de su diseño.  Un  ejemplo actual de Platería Rioplatense es el de Hernán Somoza quien trabajó en el Taller del Orfebre Juan Carlos  Pallarols, y de quien aprendió la técnica del cincelado.

Categorías
diseño joyeria

El diseñador de joyas

El  diseñador de joyas examina la creatividad, la constitución, la técnica,  los diferentes materiales, el alegato y la simbología. Los proyectos se  transforman en imágenes conceptuales, en diseños y, a continuación, en  piezas de joyerías acabadas, las cuales están relacionadas con las nuevas  tendencias y la moda en general. La ornamentación, la ideación de accesorios de actualidad son algunos de los campos donde el valor del diseñador de joyas ha venido aumentando de modo vertiginoso en los últimos Tiempos, combinando entre otras técnicas con materiales no convencionales. Es el oficio de crear joyas, muchas veces con un fundamento técnico o industrial. La profesión del creador de joyas posee un periodo de formación corto, de alrededor de tres o cuatro años, dependiendo de la entidad donde se estudie, y se orienta en el perfeccionamiento de las habilidades para crear y producir piezas de proyecto en joyería. Es una procesión con un gran gravamen práctico.-

Categorías
diseño joyeria

El diseño de Joyas

El diseño de joyas o diseño en  joyería, es el oficio la profesión de crear  hacer, fabricar o  dibujar joyas. Es una práctica milenaria, realizada antiguamente por el  orfebre y el metalúrgico y que evolucionó a una actividad que generó millones de dólares durante la industrialización. La práctica del diseño se desarrolla sobre una fundamento científico, técnico e industrial, por lo que queda excluida la definición para referirse a la   artesanía de joyas. Antes de que un accesorio se fabrique, es proyectado y  desarrollado por un diseñador de joyas que posee los conocimientos y es  cualificado, no sólo en y la relación forma función, sino también en   composición, combinación, líneas de accesorios, la vestimenta y la moda. Una vez que el accesorio ha sido definido maquetado y representado, se procede a la realización del prototipo o directamente a la fabricación con los materiales necesarios. El proceso de fabricación puede ser manual, ya que el   diseñador generalmente está preparado para hacerlo él mismo, o con maquinaria   y herramientas de fabricación en serie, o bien, una combinación de ambos. La carrera profesional del diseño de joyas suele tener un ciclo de formación corto, de alrededor de tres años, dependiendo de la institución, y se enfoca en el desarrollo de las habilidades para crear y producir piezas de diseño en  joyería. Es una formación con una gran carga práctica y los accesorios producidos durante la formación suelen ser expuestos y vendidos en ferias dedicadas a   tal propósito.>